El Maresme y sus playas, en Playverd

La costa catalana nos encanta. Es por esta razón que os proponemos una visita a esas tierras. Vuelve el solecito, el buen tiempo, el calor… Las ganas de playa o piscina, de sentir la brisa marina en la cara. Mataró es la capital de una comarca con 30 municipios entre los que se encuentran, por ejemplo, Arenys de Mar, Canet, Vilassar o Premià.

Como siempre, lo primero que haremos será ir a recoger nuestra autocaravana alquilada a Playverd. Una vez estemos ya a bordo de nuestro vehículo nos plantaremos (hyperurl.co/buulwc) en poco más de una hora en Mataró, la capital del Maresme.

Llegados a Mataró el primer paso es saber dónde pasaremos la noche. En la calle Torrent Malet 13 de Premià de Mar encontraremos un aparcamiento vigilado cerca de la comisaria y la estación de tren. Al lado hay un restaurante y una estación de servicio 24 horas. En la calle Sector 13D, en Voramar, también podemos pasar la noche en una zona tranquila cerca del mar. A partir de las 10 de la mañana se tiene que pagar la zona azul, pero para pasar la noche es perfecto. Para acabar, en la Calle Montnegre s/n, en Cabrera de Mar, hay 40 plazas a 14€/día (salvo julio y agosto, que sube a 20€). Está situada a 300m de la playa, en una zona residencial que cuenta con todos los servicios.

¿Empezamos? Arenys de Mar será nuestro estreno. Situado al final de la riera de Arenys, nos ofrece una gran variedad de visitas que hacer. No solo el pueblo es bonito. El Castillo de Santa Florentina, Montnegre y el Corredor, la Playa de la Picordia, que tiene la curiosidad de ser una playa canina todo el año salvo en verano…
Otra opción es conocer Calella, dónde el Faro, el Park Dalmau y sus playas nos ofrecerán todo lo que necesitamos. Caldes d’Estrac con su playa de los Tres Micos, el Parque de Can Muntanyà o la Sierra de la Marina será otra de las paradas obligatorias en nuestro viaje.

En Mataró una de las actividades imprescindibles será en el Bosque Vertical, ubicado dentro del Parque Forestal de Mataró. Sus vistas de la ciudad y el Mediterráneo, además de las zonas de juegos infantiles, hacen de este espacio un MUST si vamos con críos.
En este mismo sentido, os proponemos también el Parque Adventure Park de Santa Susana, dónde podemos encontrar diversos recorridos entre los árboles unidos por puentes, redes, cables y tirolinas. Pone en liza aptitudes, movimientos, decisiones y emociones que en otro contexto serían difíciles de experimentar.

Mal no lo pasarán los peques. Otra propuesta que os ofrecemos es la visita a Marineland y el encuentro con los delfines, con los que se pueden llevar a cabo diferentes actividades, siempre con el máximo respeto y estima.
En la cima de la montaña de Burriac, al lado del Parque de la Serralada Litoral, se levante el castillo de Burriac. Desde ahí, y gracias a su posición estratégica, se pueden ver unas magníficas vistas de la costa y la llanura del Maresme. Desde Vilassar hasta Caldes d’Estrac.

Después de tanto ejercicio, momento para reponer fuerzas. Empezaremos por el Restaurant Tres Turons. Situado en Arenys de Munt, es perfecto para probar la carta dinámica en función de la época del año para encontrar el mejor producto posible. Otra opción es Les Terrasses del Mar en Mataró que combina el ambiente, frente al mar y con una terraza increíble, con la buena comida. Seguimos cargando las baterías. En Pineda tenemos el Can Formiga en el que, además de la comida exquisita también es recomendable la carta de vinos. Aunque ya sabéis, si bebéis no conduzcáis.

Con las fuerzas de nuevo repuestas, visitaremos el Castell Jalpí. Se trata de una antigua casa señorial que se convirtió en castillo en 1895. Desde el año 2004 el Grup SERHS devolvió el esplendor al castillo, restaurando los interiores y exteriores para convertirlo en un espacio único que permita vivir, como ocurre a día de hoy, la realidad de la familia Jalpí en persona.

Seguimos con los castillos. El de Santa Florentina es uno de esos que te dejan sin palabras. Construido sobre una antigua villa de la época romana, en el siglo XI se convirtió en una masía fortificada para combatir las incursiones de los piratas de la época. Otra opción es el Museu del Càntir, en Argentona. Único en el mundo en su especialidad, la colección que encontraremos ahí está formada por más de 4mil ejemplares que van desde la Edad de Bronce hasta Picasso.

Otro museo a tener en cuenta está en Premià de Mar. Se trata del Museo de la Estampación, único en todo el estado español. Allí conoceremos este arte como técnica, a través del tiempo, y su papel como base de la industrialización en Catalunya.

Una ruta más que no sería posible sin la facilidad que nos da la autocaravana. No duden.

No hay comentarios

Agregar comentario